Buscar en este blog

martes, 27 de noviembre de 2012

Perdiguer capta la mejor ‘Mirada bajoaragonesa’

El alcañizano Miguel Perdiguer gana ‘Miradas al Bajo Aragón’ entre 78 fotografías. La imagen que ha resultado ganadora no ha podido ser una estampa más identificativa de lo que es la Tierra Baja. ‘Dos amigos al calor de la lumbre’ ha sido la que se ha llevado los laureles de un certamen que ha cumplido su lustro de vida por lo que se puede decir que está más que consolidado.

"Dos amigos al calor de la lumbre" M. Perdiguer
El autor es el alcañizano Miguel Perdiguer y los protagonistas, un buen amigo y su perra al calor de la lumbre de una cabaña de las inmediaciones de la ermita de San Miguel.
«Quería darle vida al entorno». Perdiguer había fotografiado en otras ocasiones el lugar pero siempre sin personas. La imagen fue tomada hace unos cuatro años y recrea una estampa muy habitual del Bajo Aragón hace 60. Perdiguer recuerda cuándo los labradores pasaban semanas enteras en el campo con la siega y la trilla. «Se refugiaban en las cabañas y esta era una de ellas. Aprovechaban la cavidad natural para hacer fuego», dice. Los labradores efectivamente pasaban buena parte del verano en los campos del Bajo Aragón. Llevaban consigo a la familia pues en verano no había colegio e incluso a los animales y las gallinas que correteaban a sus anchas en las cabañas convertidas en ‘casas de verano’. «Allí ponían sus huevos y todo. Hacían parte de su vida alejados del pueblo», recuerda Miguel. Los escenarios permanecen prácticamente tal cual pero vacíos.
«Le propuse la idea a un buen amigo y no le importó acompañarme. Recrea casi en la actualidad una imagen mítica de hace medio siglo en el Bajo Aragón solo que esta vez se trata de un pastor», dice. El protagonista que porta sombrero tejano representa a un pastor, personajes que también pasaban largas temporadas fuera de casa y en invierno se refugiaban cuando volvían de guardar el rebaño en el calor del fuego de la cabaña.
La fotografía de Perdiguer está tomada en el enclave de Las Saladas de Alcañiz en las inmediaciones de los restos de la ermita de San Miguel. La luz especial que ha sabido captar ha sido sin duda, una de las claves para concederle el primer premio.
Más premios
El jurado de la cita ha tenido que decidir entre 78 fotografías que han captado a la perfección los paisajes, tradiciones, rincones y detalles de la comarca del Bajo Aragón. La imagen de Perdiguer le ha valido el primer premio dotado con 250 euros. El galardón especial 600 aniversario de la Concordia ha recaído en José Manuel Garcés Gargallo por la fotografía titulada ‘En el Castillo de Alcañiz’, premio dotado con 200 euros.
El premio especial ‘Mirada Joven’ ha ido a parar a Raquel Vicente Dobato por ‘El talento’ y también recibirá 200 euros.
El jurado ha concedido también dos accésit de 100 euros cada uno para ‘Otoño en la ventana’ de Tomás Montero y ‘Unión’, de Mª Pilar Beltrán.
El jurado este año ha sufrido una variación, una novedad que se ha incluido en la quinta edición. A partir de este año se contará con profesionales de la fotografía que desempeñen esta labor en municipios de la comarca del Bajo Aragón. Las imágenes que se han presentado permanecerán expuestas en la sala de juntas de la sede de la comarca, en la calle Mayor hasta el 29 de noviembre. Aunque no hay fecha cerrada se prevé que la entrega de premios se celebre a mediados del mes de diciembre.

Publicado en La Comarca

No hay comentarios: