Buscar en este blog

martes, 23 de octubre de 2012

La lluvia apenas alivia los daños de la sequía

Las precipitaciones del fin de semana no han servido para paliar la grave sequía que sufre el campo bajoaragonés ni aumentar el caudal de los pantanos. La mayor sequía en 30 años amenaza los riegos de 2013 por lo que hasta marzo es necesaria una pluviometría de un 25% por encima de la media mensual para asegurar la campaña. «Sólo queda rezar para que llueva más de cara a la próxima campaña de cosechas, no podemos hacer otra cosa», afirmó tajante el presidente del Sindicato Central de Riegos del Guadalope, José María Pascual.
Tan solo ha aumentado el embalse de Santolea en Castellote de 2 a 3 hectómetros cúbicos pasando de estar del 4 al 6% de su capacidad. Por contra, mantienen el mismo nivel que hace una semana los pantanos de La Estanca en Alcañiz (4 hectómetros cúbicos, 57% de su capacidad), Calanda, (6 hm3, 11%), Mequinenza (11 hm3, 13%), Cueva Foradada (3hm3, 14%) y Pena (4 hm3, 22%). Por contra, el de Ribarroja ha descendido de 200 hm3 a 194 y se encuentra ahora al 92% de su capacidad total.
No obstante, los datos «reales» se conocerán en los próximos días cuando el agua llegue de los ríos a los embalses. En la mayoría de pantanos bajoaragoneses la incidencia será escasa salvo en el de Ribarroja, cuando llegue el caudal máximo del Ebro, que tiene tendencia ascendente y anoche pasó por Zaragoza. El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, aseguró que ayer la tendencia de los ríos era descendente y se estabilizó al remitir las precipitaciones.
En cuanto a las lluvias, la localidad que registró más precipitaciones el viernes, sábado y domingo fue Castellote, donde se sitúa Santolea, con 139,2 litros por metro cuadrado. Por su parte, durante los tres días cayeron 114 l/m2 en Andorra, 108,4 en Valderrobres, 93,6 en Calanda, 87,2 en Híjar y 40 en Casp

Publicado en La Comarca

No hay comentarios: